Ir directamente al contenido

Noticias

La terapia con caballos tiene beneficios físicos, psicológicos y sociales en las personas con discapacidad

29/06/2018

El Real Patronato sobre Discapacidad y la Fundación Deporte y Desafío colaboran para ofrecer un curso de hipoterapia dirigido a personas con discapacidad.

Actividad de hipoterapia

Regular el tono muscular, mejorar la autoestima y favorecer la integración familiar y social. Estas son algunas de las ventajas de la hipoterapia, el método de rehabilitación asistida por caballos que utiliza la Fundación Deporte y Desafío en los cursos que coorganiza con el Real Patronato sobre Discapacidad y que está desarrollando actualmente en Madrid.

Las clases, en las que participan 20 personas con diferentes tipos de discapacidad, se imparten en la Escuela de Equitación San Jorge. Con una duración de 30 minutos, son sesiones individuales asistidas por un técnico que maneja el caballo, un fisioterapeuta que ejecuta la terapia y el participante con discapacidad, ya sea intelectual, parálisis cerebral, autismo o lesión medular, entre otras.

En las sesiones de terapia se consigue crear un estímulo y generar una motivación para realizar de forma voluntaria una actividad concreta en alianza con el animal. Además, el movimiento del caballo ofrece su particular metodología, ya que su paso constituye la casi totalidad del conjunto de técnicas utilizadas por los profesionales de la rehabilitación.

Las sesiones están diseñadas y ejecutadas por expertos en terapia en función de los objetivos individuales de los participantes. Los efectos generales que se pueden conseguir en las sesiones de hipoterapia son, por un lado, físicos, porque regulan el tono muscular, mejoran la motricidad, el equilibrio y movilizan la columna y las caderas.

Por otro lado, se tratan también aspectos psicológicos, como la mejora de la autoestima, el aumento de la concentración y la confianza, la disminución de la ansiedad y la creación de una sensación de bienestar genera. Por último, entre los beneficios sociales destaca el desarrollo del respeto y amor hacia los animales, además de favorecer la integración familiar y social.

La Fundación Deporte y Desafío y el Real Patronato sobre Discapacidad colaboran en la puesta en marcha de una serie de actividades que sirven para acercar el deporte adaptado a todas aquellas personas con discapacidad que quieran practicar deporte en entornos normalizados y con profesionales especializados, que ajustan la enseñanza a sus necesidades.

Además de esta actividad con caballos, medio centenar de personas con discapacidad podrán disfrutar de modalidades deportivas tan diferentes como golf, pádel, judo, patinaje sobre hielo y piragüismo, con el objetivo de que los participantes mejoren su estado físico y potencien su capacidad de integración y sus habilidades sociales, utilizando el deporte como herramienta.


Abre en nueva ventanaMás información

Comparte en