Ir directamente al contenido

Noticias

La CECA comparte sus compromisos con la discapacidad a través del proyecto 'Cadena de Valor'

28/09/2018

Expertos de la discapacidad y la responsabilidad social del sector bancario se reúnen en la sede del Real Patronato sobre Discapacidad para poner en común y compartir experiencias que permitan mejorar el conocimiento acerca de la RSC como criterio de gestión sostenible y competitiva.

Foto de familia de la reunión de Cadena de Valor

‘Cadena de Valor’, consultoría social dirigida a empresas que quieran aumentar su reputación, valor de marca y competitividad, se ha reunido con expertos en RSC de cajas y bancos pertenecientes a CECA para conocer y compartir algunas de sus actuaciones en el campo de la integración de la discapacidad, tanto dentro como fuera de sus estructuras bancarias.

La reunión, coorganizada con el Real Patronato sobre Discapacidad y la asociación Alenta, dedicada al bienestar y a la autorrealización de las personas con discapacidad intelectual y otros trastornos del desarrollo y sus familias, forma parte de una estrategia consistente en poner en común y compartir experiencias que permitan mejorar el conocimiento acerca de la RSC como criterio de gestión sostenible y competitiva y, además, dar a conocer la repercusión positiva de incorporar la discapacidad en las compañías y el valor de diversidad que aporta.

Para el director de ‘Cadena de Valor’, Christian Loste, “esta iniciativa nace ante la necesidad de crear cadenas de valor socioeconómicas que generen valor compartido y una sociedad más inclusiva con el concurso del tejido empresarial”. Se busca sensibilizar sobre el cumplimiento normativo en lo referido a discapacidad y generar redes de colaboración y valor competitivo entre empresas y entidades de la discapacidad intelectual dentro de modelos de RSC.

Para los organizadores, uno de los principales objetivos es entender la responsabilidad social como estilo de gestión de la empresa, y lograrlo a través de compromisos éticos con la actividad profesional. “Más allá del cumplimiento normativo y acceder a las bonificaciones o subvenciones, conseguirlo implica disminuir el riesgo reputacional, aumentar la confianza, conseguir políticas responsables, generar orgullo de pertenencia, valor de marca, y mejorar la competitividad”, matizó Loste.

Los representantes de CECA presentes en el acto expusieron las medidas emprendidas en cada una de sus instituciones para favorecer la integración de las personas con discapacidad. Hablaron de la accesibilidad a sus entidades y servicios bancarios y financieros, los procesos de incorporación adaptados a este colectivo a sus plantillas, los diferentes programas de voluntariado, talleres, etcétera.

El objetivo de esta iniciativa es diseñar y poner en práctica acciones de formación en responsabilidad social corporativa (RSC) que permitan a las empresas mejorar el conocimiento acerca de la RSC como criterio de gestión sostenible y competitiva. En este sentido, se busca generar redes de colaboración y valor competitivo entre empresas y entidades de la discapacidad intelectual dentro de modelos de RSC.


Abre en nueva ventanaMás información

Comparte en